OCIMO's letter to the Consulate in English and Espanol

The organization of Migrant, Indigenous Oaxacan Communities

To the Mexican Embassy in the United States
To the people of Oaxaca
To the people Of Mexico
To the people of the world

We represent OCIMO, the Organization of Migrant Idigenous

Oaxacan Communities and, with respect to the current situation in the

Mexican State of Oaxaca, we declare the following: The events of

the last few months have demonstrated grave human rights conditions,

the suspension of constitutional guarantees and the vulnerability of

Oaxacan citizens. Thus far, many deaths have already been confirmed and

the number of wounded is still unknown. The failure of governance in

Oaxaca has shown itself now more than ever. The government response to

the situation has been repression and the systematic violation of human

rights, under the pretext of

restoring a state of law with the use of public forces on

municipal, state, and federal levels.

The case of Oaxaca is a historic problem of depreciating

attacks on the Oaxacan people. The demands of social

organizations, unions, city council and NGOs

were suppressed during the last two presidencies. The violence and

repression against the Oaxaca magistrate and the effort to unseat him on

the 14th of june and 2nd and 3rd of November mobilized the people toward

one demand: Ulises Ruiz Ortiz’s resignation as state governor.

. This situation unleashed a type of repression which included

the illegal detention of protestors, armed attacks against peaceful

demonstrations, the criminalization of the popular movement, and,

as if this was not enough, the presence of armed federal forces in

Oaxacan territory.

For these reasons, we pronounce the following:

FIRST: We hold Ulises Ruiz and his cabinet directly responsible

for the assassinations and violent acts that have occurred since June

because of their inability to govern and for irresponsibly refusing to

step down or to resolve the conflict. Instead,

they have iniciated a systematic repression using groups of thugs,

undercover cops and paramilitaries.

SECOND: We hold the government of Vicente Fox responsible as well for

failing to exercise power and for failing to recognize that this

problem is social and political and that it goes beyond local labor

demands.

We consider the Secretary of the Government equally responsible for the

grave situation in Oaxaca because of his double dealing that

has only delayed any solution with his offering of unrealistic,

confusing and

unacceptable proposals.

and for legitimizing Ulises Ruiz as a part of the dominancy

of the Institutionalized revolutionary Party.

Third: We also hold the Senate of the Republic responsible who,

putting

their personal and political concerns first, preferred to ratify

the powerful of Oaxaca when they themselves recognized the lack

of effective authority. their decision

increased agression from armed forces and the State in Oaxaca.

For the above reasons we demand the following:

FIRST_ We demand the immediate departure of Ulises Ruiz as a key

element in resolving this conflict, which would allow us to

iniciate a process of deep and integral social changes in the state.

SECOND- We renounce the use of public force as a method of

solution,

because it has in no way guaranteed the reestablisment of the rule of

law.
THIRD: We demand the implementation of an emergency security

plan for

the people, and economic revitalization that would permit the citizenry

to resume their normal activities.

FOURTH: We make an urgent call to the national and international

human rights organizations to be vigilant, and be present in their

observation, documentation, and monitoring, and to denounce the

violations of human rights in this difficult moment for Oaxaca,

because their presence helps to stop the loss of human lives and the

repression of the social movement.

FIFTH: We call on society to get involved, and stay informed

about the current situation and to express their solidarity in some way.

We ask that the mass media comply with their mission to present the

truth with impartiality, and that they

responsibly address the problems within these states.

Finally, we hope that Oaxaca will serve as motivation for hope

for all of us that live in a foreign place. We are a migrant community

but we are deeply concerned about the happenings in our home state.

Signed
The Board of directors of OCIMO
Santiago Ventura,
Adrian Zurita
Felipe Gonzalez
Cristobal Mendoza
Octavio Merecias,
Leonor Vera
November 10th, 2006

*************************************************
ORGANIZACION DE COMUNIDADES INDIGENAS MIGRANTE OAXAQUENA

OCIMO
P.O.BOX 626
GERVAIS, OR 97026

A LA EMBAJADA DE MEXICO EN LOS EU
AL PUEBLO DE OAXACA
AL PUEBLO DE MEXICO
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO
AL PRESIDENTE DE MEXICO, VICENTE FOX QUESADA
A LA PRENSA LOCAL NACIONAL E INTERNACIONAL

Los que formamos parte de la mesa directiva de la Organización de Comunidades Indígenas Migrante Oaxaqueña, OCIMO, manifestamos lo siguiente, con respecto a la situación que prevalece en el Estado de Oaxaca:

Los hechos ocurrido en los últimos meses en el estado de Oaxaca en concreto nos revelan la grave situación de los derechos humanos, la suspensión de las garantías constitucionales y la vulnerabilidad de la ciudadanía.

La ingobernabilidad se hace hoy mas que nunca evidente en el Estado de Oaxaca lo cual se requiere la construcción de un Pacto Social para restituir la gobernabilidad, el estado de derecho y un orden constitucional en el estado. La acción gubernamental como respuesta a estos casos ha sido la represión y la violación sistemática de los derechos humanos, bajo el pretexto de la implantación del estado de derecho con el uso de la fuerza publica en los tres niveles municipal, estatal y federal.

El caso de Oaxaca es un problema histórico que condensa agravios a la población oaxaqueña. Las demandas de organizaciones sociales, sindicatos, ayuntamientos y organismos no gubernamentales fueron reprimidos durante los últimos dos sexenios. La acción violenta y represiva contra el magisterio oaxaqueño y el intento de desalojo del 14 de junio 2 y 3 de noviembre, movilizo a la sociedad con una sola demanda: La destitución de Ulises Ruiz Ortiz como gobernador del Estado. Esta situación desato una represión inusitada traducida en la detención ilegal de dirigentes, ataques armados a manifestaciones pacificas, criminalizacion del movimiento popular y, por si fuera poco, la presencia de las fuerzas armadas en territorio Oaxaqueño.

El estado de Oaxaca, junto con otros estados de la republica, comparten con otros pueblos del mundo la tristeza e inconformidad de la lacerante marginación y pobreza que viven muchas comunidades y desgraciadamente y esto ha sido la razón principal de que muchas de ellas tienen que migrar en busca de sustento económico hacia el norte del país y a los Estados Unidos de Norte América. Paradójicamente, nadie le importan cuando un migrante muere en el desierto tratando de cruzar la línea fronteriza, pero las remesas que se manda desde los Estados Unidos si le sirve mucho al gobierno de Oaxaca y de México.

El movimiento de los Maestros en Oaxaca y de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, APPO es mucho mas que un conflicto laboral, se trata de un verdadero movimiento social de carácter popular que tiene su origen en la pobreza de la mayoría de la población, en la marginación y exclusión social, en el oceano de desigualdad de que vivimos, y principalmente, en una sociedad profundamente clasista que considera que quienes tienen dinero y poder lo merecen, ya sea "porque se trata de bendiciones de Dios", "porque los indígenas están condenados a un destino miserable por su propia condición de nacimiento", o simplemente "porque quienes son pobres, marginados y excluidos merecen ese destino porque son flojos, desobligados, borrachos, etc.". Lamentablemente en México, la mayor parte de los grupos sociales privilegiados piensan así y ese es su único argumento para perpetuarse en el poder, cometer fraudes electorales, saquear las arcas del país, entregar las riquezas naturales y energéticas de la nación a poderosas corporaciones multinacionales.
Por todo lo anterior manifestamos los siguientes:

PRIMERO:- Responsabilizamos directamente a ULISES RUIZ y su GABINETE, de los asesinatos y hechos violentos ocurridos desde el mes de junio hasta el presente incluyendo la muerte de el camarógrafo estadounidense, Bradley Roland Will , debido a su falta de capacidad para gobernar y oficio político para la solución del conflicto y que de manera irresponsable se sigue aferrando al poder negándose a renunciar o a solicitar licencia, como signo de civilidad políticaa para la distensión del conflicto. Al contrario de esto ha iniciado con una represion sistematica a travas de grupos de choque, porros y paramilitares.

SEGUNDO:- Responsabilizamos también al Gobierno de Vicente Fox por su omisión de sus atribuciones y ante una cerrazon en reconocer que es un conflicto social y político que va mas allá¡ de una de una demanda local y laboral. Negándose también en tomar en sus manos un proceso de dialogo abierto y plural, dejando a un lado intereses partidistas y de las cúpulas de poder.
De igual manera es corresponsable de la grave situacion en Oaxaca al Secretario de Gobernacion pues con su tibieza y doble discurso ha prolongado la solucion en propuestas poco viables, confusas y no consensadas; dándole juego a Ulises Ruiz como parte del maridaje con el PRI, ante la proximidad de la llegada al poder de FECAL.

TERCERO: Responsabilizamos también al Senado de la Republica, pues anteponiendo sus intereses cupulares y partidistas prefirio ratificar a los poderes en Oaxaca, cuando que ellos mismos reconocieron que habi¬a un vacio de autoridad y cuya decision desato un incremento en la escala de violencia en el Estado de Oaxaca por parte de grupos armados de gobierno estatal.

Por las razones anteriores exigimos:

1- Exigimos la salida inmediata de Ulises Ruiz como elemento de distensión al conflicto y que permita iniciar un proceso social profundo e integral de cambios en el Estado.

2.- Rechazamos el uso de la fuerza publica como vìa de solución, pues esto no garantiza de ninguna manera el restablecimiento del estado de derecho.

3.- Demandamos la implementación de un plan emergente de seguridad del pueblo y reactivación económica que permita a la ciudadanía retomar sus actividades.

4.- Hacemos un LLAMADO URGENTE a que los Organismos Nacionales e Internacionales de Derechos Humanos están presentes en la vigilancia, observación, documentación, monitoreo y denuncia de las violaciones a los derechos humanos en este momento tan
difícil para Oaxaca, sobre todo que su presencia ayude a detener la perdida de vidas humanas y la represión al movimiento social.

5.-Exigimos inmediatamente al consulado mexicano de Pórtland retirar los cargos en contra de Nikki Thanos y Mateo Bernal por el derecho a la manifestación y la libertad de expresión el pasado 31 de octubre de 2006.

6.- Hacemos un llamado a la sociedad a involucrarse y mantenerse al tanto de cada uno de los acontecimientos que se vayan suscitando en el caso Oaxaca y a expresar su solidaridad de alguna manera. Convocamos a los medios de comunicación a cumplir con su compromiso con la verdad, la imparcialidad y, a que difundan de manera responsable la problemática de estos Estados.

Finalmente deseamos que Oaxaca sea hoy motivo de esperanza para todos y todas los que habitamos en el extranjero.

Somos una comunidad migrante pero preocupados por los acontecimientos en nuestro estado.

A 20 de noviembre del 2006

ATENTAMENTE
La mesa directiva de OCIMO
Santiago Ventura
Adrián Zurita
Felipe González
Cristóbal Mendoza
Octavio Merecías
Leonor Vera

The media's job is to interest the public in the public interest. -John Dewey